Paridad Competitiva en MLB

Imagen: zkonedog.mlblogs.com

La presente temporada inició con 4 equipos con nóminas por encima de los Ciento Cincuenta Millones de dólares: Yankees, Red Sox, Angels y Phillies. Pero estos equipos aparte de compatir la cima en inversión monetaria  tienen otra característica en común, y es que hoy empezaron el día todos en el fondo de sus divisiones. Un suceso que podemos estar seguros es considerado como inaceptable por sus respectivas gerencias.

Mucho se ha discutido y debatido sobre la paridad competitiva en la MLB, pero no hay dudas de que la misma ha cambiado en la última década, quedando demostrado con el hecho de que en los estos últimos 12 años 10 equipos diferentes han ganado la Serie Mundial, siendo los únicos equipos que han podido ganarla 2 veces los Medias Rojas de Boston y los Cardenales de San Luis.

Cabe notar que el béisbol ha contado con épocas donde un equipo se ha hecho con el dominio absoluto de la misma, ya que si nos fijamos en el periodo entre 1947 y 1964, los Yankees asistieron a 15 series mundiales, llegando a ganar 5 de éstas de manera consecutiva. Un ejemplo más reciente lo vimos en el periodo entre 1991 y 2005 donde los Bravos se apoderaron del Este de la Nacional ganando 14 títulos divisionales de forma consecutiva. Estas son rachas que actualmente parecieran difíciles de repetir por cualquier equipo.

¿Qué influye para que exista una competencia más justa, aún entre equipos con enormes diferencias económicas?

Primero hay que darle crédito a una serie de políticas implementadas por el comisionado de la MLB en busca de una mejor paridad competitiva, entre las cuales podemos mencionar el draft de jugadores amateurs, el impuesto de lujo a grandes nóminas, la amplicación de un sistema de Waivers, y el sistema de compensación. De igual forma el comisionado y la asociación de jugadores tienen planes de poner en ejecución lo acordado en el último acuerdo laboral y llevar a cabo un draft internacional para lograr mayor paridad en las firmas de amateurs fuera de los Estados Unidos. Todas estas políticas buscan un fin común, y es la de garantizarle a los equipos de mercado pequeño al menos la oportunidad de medirse contra los colosos de sus divisiones.

Pero existe otro elemento que ha cambiado la forma de competir y no es otro que el análisis sabermetrico que han implementado la mayoría de los equipos de Grandes Ligas. Esta no sólo cambiado la manera en la que las gerencias escogen a sus jugadores mediante sus selecciones en el Draft, sino que también ha cambiado la forma cómo equipos aplican sus estrategias dentro del terreno de juego. Este tipo de análisis ha dado lugar a que equipos de mercados pequeños cuenten hoy en día con talento de primera línea, como lo es el caso de los Tampa Bay Rays cuya actual rotación (Shields, Moore, Price, Niemann y Hellickson) es producto en su totalidad de selecciones en el Draft Amateur. De igual forma podemos mencionar a los Nacionales de Washington, cuya rotación (Gonzalez, Strasburg, Zimmermann, Jackson y Detwiler) no pasa de los 28 años de edad y han logrado hasta la fecha mantener un 69% de las aperturas de calidad. Ambos ejemplos dejan mal parados a equipos como Los Piratas de Pittsburg, quienes tienen 18 años sin poseer un record por encima de .500.

Pero ¿qué tanto han influido estos factores en la paridad competitiva?

Si expresamos la relación entre las nóminas de los equipos al inicio de temporada y su porcentaje de victorias en lo que va de temporada obtendríamos el siguiente gráfico:

Si notamos en la gráfica cada punto azul representa un equipo, y la línea roja representa la tendencia estadística, la cual nos permite visualizar si existe correlación alguna entre la nómina de un equipo y su porcentaje de victorias. Básicamente hay correlación cuando la línea tiene una inclinación pronunciada dependiendo de si la correlación es positiva o negativa.   En este caso observamos que dicha línea es casi horizontal lo que nos indica que no existe correlación alguna. Si eres amante de las estadisticas habrás observado de igual forma que el Coeficiente de Variacion Múltiple o R2 es igual a 0,0022, lo que nos indica que con los datos recolectados hasta la fecha sólo el 0,22 % de la variación en el índice de victorias puede ser explicado a través de la nómina de un equipo.

Está de más decir que la temporada aún es joven, y que las tendencias no son irreversibles, pudiendo algunos inclusive argumentar que las lesiones han sido hasta ahora las responsables de las debacles de los grandes equipos. Pero si vamos a emplear esta lógica, no debemos olvidar que ningún equipo es ajeno a las mismas.

Un 0,22 % es un porcentaje muy pequeño para ignorarlo, por lo que podriamos decir que hoy en día gastar mucho no es garantía de tener un equipo exitoso, y es por esto que algunos equipos han apostado a la contratación de buenos analistas estadísticos por encima de inversiones sin sustento de jugadores costosos. Igual de importante es mencionar que las gerencias inclinadas por las análiticas son muy celosas con la información que manejan,  lo cual tratan de proteger a través de modelos y estadísticas de uso interno y confidencial.

Con esto y los resultados de la última década, podemos conlcuir diciendo que era correcta la frase incluida como subtítulo del libro Moneyball, ya que sin lugar a dudas la sabermetrica es el “arte de ganar un juego injusto” y esta tendencia parece continuar su curso.

¡Proximamente más articulos para debatir muchos más temas de interés!

Todos los datos fueron tomados de baseball-reference.com y content.usatoday.com

Tadeo Varela es colaborador de Sabermétrico.com. Lo puedes contactar vía twitter a través de @TadeoVarela

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Grandes Ligas, Negocios, Sabermetría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *