El Arbitraje y Sistema de Compensación en Grandes Ligas.

En el ámbito legal, el arbitraje es un tipo de resolución alternativa de conflictos, en donde dos partes deciden dirimir sus disputas ante uno o varios árbitros fuera del sistema judicial provisto por el Estado,  y en donde además la decisión que emana de dicho arbitro (llamada Laudo o Sentencia Arbitral) es definitiva e inapelable. En el caso del béisbol de Grandes Ligas, esta decisión de dirimir las disputas salariales de los peloteros y sus empleadores (los equipos) se rige por el Acuerdo de Negociación Colectivo firmado por la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas (MLBPA por sus siglas en inglés) y los dueños de equipos, y queda plasmado en los contratos mediante clausulas compromisorias que atan a ambas parte a este proceso.

Previo a describir cómo funciona el sistema de arbitraje en Grandes Ligas, debemos comprender el esquema salarial al que se encuentran sometidos los jugadores en su trayecto a las Ligas Mayores.

Esquema de Salarios

Los equipos de Grandes Ligas son propietarios de los jugadores que contratan mediante el Draft de Regla 4 o través de las contrataciones de agentes libres en el mercado internacional. Durante los primeros seis años de la carrera de un jugador, los equipos tienen la potestad exclusiva de decidir sus retribuciones en torno a salarios mínimos en cada uno de los niveles de juego que conforman la estructura del béisbol profesional, de acuerdo a la siguiente escala:

En vista de lo anterior, los jugadores se encuentran obligados a ascender de nivel para obtener una mejora salarial durante los primeros seis años, ya que no les está permitido entrar a la agencia libre, ni renegociar los términos de sus contratos libremente durante este tiempo. A pesar de estas restricciones, los jugadores con más de 3 años de labor para un equipo (no importa en qué nivel) que logren alcanzar las Grandes Ligas, y los conocidos “Super 2” pueden someterse al proceso de arbitraje para lograr un aumento de salario.

Entendiendo los “Super 2”:

La MLBPA define la elegibilidad para arbitraje salarial y los Super Dos de la siguiente manera:

Un jugador con tres o más años de servicio, pero menos de seis años, puede solicitar arbitraje salarial. Además, un jugador puede ser clasificado como un “Super Dos” y ser elegible para el arbitraje con menos de tres años de servicio. Un jugador con por lo menos dos pero menos de tres años de servicio de Grandes Ligas será elegible para arbitraje salarial si éste ha acumulado por lo menos 86 días de servicio durante la temporada inmediatamente anterior y se  encuentre posicionado entre el 17 por ciento de los que cuentan con más tiempo laborado dentro de la clase de jugadores que tienen al menos dos pero menos de tres años en Grandes Ligas.

De esta definición sacamos dos parámetros de elegibilidad para el arbitraje para jugadores de seis años de labor o menos:

  1. Los jugadores con más de tres años de servicio y menos de seis son elegibles para arbitraje salarial;
  2. Los jugadores con menos de tres años de servicio pero con al menos 86 días de labor en Grandes Ligas, son elegibles siempre que se encuentren entre el 17%* con más servicio por encima de los 86 días entre sus contemporáneos

*(En el 2010 el corte para los Super Dos fue de 122 días, lo que indica que ningún jugador con una menor cantidad de días de servicio aplicó para ser Super Dos).

El nuevo Acuerdo de Negociación Colectivo firmado en el 2011 eleva este porcentaje de un 17% a un 22%, lo que implica que en las próximas campañas, más jugadores Super Dos serán elegibles para arbitraje.

Sistema de compensación de “picks” para  los equipos.

No sólo los jugadores con seis o menos años de labor son elegibles para arbitraje, sino que también son elegibles los jugadores que alcanzan la agencia libre. En caso de un desacuerdo en las negociaciones con el jugador agente libre, el equipo puede decidir ofertarle al jugador someterse al proceso de arbitraje a los fines de llegar a un acuerdo laboral. Esta oferta debe hacerse antes del 1ro de Diciembre de cada año (en el caso de los Agentes Libres, para los demás jugadores es el 12 de Diciembre), y el jugador tiene hasta el 7 de Diciembre para aceptar o no dicha oferta. En caso de que el jugador decline la oferta de someterse al arbitraje, y las partes no lleguen a un acuerdo contractual, el equipo que firme al jugador debe otorgar un pick del Draft de Regla 4 al antiguo equipo del jugador en caso de que la oferta de arbitraje sea por encima a los 12.4 millones de dólares, según el nuevo Acuerdo de Negociación Colectivo entre jugadores y dueños (aplicable en este caso a partir del 2012). La suma de 12.4 millones se saca del promedio de salarios de los 125 jugadores mejores pagados en Grandes Ligas, por lo que esta suma deberá subir en años posteriores. Es importante recalcar que según el nuevo acuerdo, que los equipos que finalicen con un record que se sitúe dentro de los peores 15 de la liga, no tendrán que otorgar un pick del draft en caso de que firmen un agente libre al que se le haya hecho oferta de arbitraje por encima del monto anteriormente indicado.

Para la presente temporada muerta, el antiguo sistema de compensación seguirá vigente en torno a la compensación ofrecida a los equipos que ofrezcan arbitraje pero que no logren firmar a agentes libres Tipo “A” y Tipo “B”. Según el acuerdo, los equipos que firmen agentes libres Tipo A deberán otorgar su pick de primera ronda (exceptuando los casos en que el equipo tenga uno de los primeros 15 pick del draft) al antiguo equipo del jugador. Además el antiguo equipo recibirá un “sándwich pick” entre la primera ronda y la segunda ronda del draft. En caso de que el agente libre sea un agente libre Tipo B, el antiguo equipo recibe un “sándwich pick” entre la primera y segunda ronda y el equipo que firma al jugador no pierde ningún pick.

Proceso de Arbitraje:

El Arbitraje funciona de la siguiente manera: En enero, tanto el jugador como la organización someten una cifra de salario a un panel de tres árbitros profesionales, quienes decidirán cuál de estas dos cifras merece ganar el jugador como salario (los árbitros no pueden otorgar un punto medio, debe ser o la cifra del jugador o la del equipo). Las audiencias se llevan a cabo entre el día 1ro y 20 de febrero.

Los factores que los árbitros toman en consideración son los siguientes:

  1. La contribución del jugador al club en términos de rendimiento y liderazgo;
  2. El registro de la organización en la tabla de posiciones y en asistencia;
  3. Todos y cada uno de los “logros especiales” del jugador, incluyendo apariciones en juegos de estrellas, premios obtenidos, y su rendimiento de postemporada;
  4. Los salarios de los jugadores con tiempos de servicio comparables a él. Para los jugadores con menos de cinco años de servicio, se toma en cuenta el salario de la clase de jugadores con un año más de servicio.

El panel de árbitros decidirá en base a estos factores y a los argumentos de ambas partes, procediendo a otorgar al jugador un contrato por un año no garantizado. Si el jugador es recortado por el equipo 16 días antes de que comience la temporada, tiene derecho al pago de sólo 30 días de salario por terminación anticipada de contrato. Si el jugador es recortado durante el Spring Training, pero dentro de los 16 días antes de que comience la temporada, tiene derecho a una compensación por terminación de 45 días.

Francisco Merejo es co-fundador de sabermetrico.com. Puedes seguirlo en twitter en @fcomerejo. Igualmente puedes mantenerte al tanto del mundo de la sabermetría en @sabermetrico

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Negocios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *