Desmintiendo el Avg. y la importancia del OPS – Parte II

Para aquellos que se perdieron la Parte I, en ella hablábamos de las limitantes que tenía el porcentaje de bateo (avg.) como estadística, en cuanto a que la misma solo refleja la consistencia en poner la bola en juego, ignorando las bases por bolas y bateadores golpeados y fallando en cuantificar las bases alcanzadas. Igualmente  comparamos dos jugadores con OPS idénticos, pero con porcentajes de embasarse y slugging diferentes, y nos cuestionamos cual de ambas estadísticas era un indicador más fuerte a la hora de determinar cuál de los dos era un mejor jugador. En este sentido volvamos al mismo proceso tomado en la Parte I, pero en esta ocasión tomemos como ejemplo jugadores reales pero omitiendo sus nombres en un principio. En este sentido, observe la siguiente tabla y determine cuál de los siguientes jugadores es mejor:

Jugador Turnos al Bate Cantidad de Hits AVG (promedio de bateo)
A 11,416 2,584 .262
B 10,232 3,141 .335

Sin dudas, el jugador B no solamente parece ser mejor jugador que A, pero también sin dudas posee números de Salón de la Fama. Ahora bien, ¿podría determinar usted cuál de estos jugadores impulsó más carreras, obtuvo más anotadas, contribuyó a más juegos ganados y por lo tanto a más postemporadas? He aquí donde radica el problema de analizar las estadísticas del beisbol fuera de su justo contexto. El jugador B pudo haber jugado en una época donde los bateadores dominaran o por lo contrario, el jugador A pudo haber jugado en una época donde el pitcheo reinara. El jugador A, pudo jugar en un equipo de superestrellas, y por lo tanto empujar más carreras que el jugador B. De igual forma el jugador B pudo haber sido un jugador rápido de mucho contacto, y haber conseguido la mayoría de sus hits a través de rodados lentos en el infield o toques de bola, convirtiendo su promedio de bateo en promedio vacío. Y es que el béisbol aunque es un juego el cual ha permanecido casi inmutable en cuanto a sus reglas por más de un siglo, es un deporte proclive a ser afectado por causas externas al juego mismo, como son el rompimiento de la barrera racial, el uso de los esteroides, la expansión de las ligas, y la construcción de nuevos parques.

Pero obviemos las diversas circunstancias que pudieron afectar las carreras de estos dos jugadores y enfoquémonos en sus OPS, para ver si dicha estadística muestra la misma realidad que mostró la primera tabla.

Jugador Turnos al Bate Cantidad de Hits OPS (obp + slg) AVG (promedio de bateo)
A 11,416 2,584 .846 .262
B 10,232 3,141 .847 .335

La segunda tabla nos muestra una realidad totalmente diferente a la planteada en primer término, ya que el jugador A y el jugador B, en cuestiones de OPS son totalmente idénticos. Ambos contribuyeron de manera idéntica en la sumatoria de poder y de capacidad de embasarse para sus equipos, lo que a la postre es lo que produce carreras, y las carreras son las que ganan partidos. El fanático común habría cometido el error en un principio de dictaminar que el jugador B era sin duda alguna el mejor jugador sólo basándose en el promedio de bateo, y el fanático más novel hubiera llegado quizás más lejos llamándole mediocre al jugador A.

Ahora pasaremos a desglosar el OPS de cada uno de los jugadores, y al mismo tiempo revelar las identidades de cada uno.

Jugador Turnos al Bate Cantidad de Hits OBP SLG OPS (obp + slg) AVG (promedio de bateo)
Reggie Jackson 11,416 2,584 .356 .490 .846 .262
Tony Gwynn 10,232 3,141 .384 .461 .847 .335

Aunque la diferencia no es mucha, presentamos un ejemplo casi idéntico al presentado en la primera parte del artículo. Jackson es un jugador de poder, el cual acumula un slugging más alto, resultado de sus 563 HR y 463 2B, mientras que Gwynn es un jugador de contacto, conectando para 2,378 sencillos, los cuales casi igualan la totalidad de hits conectada por Jackson. Cabe resaltar que el porcentaje de embasarse de Jackson es ayudado enormemente por la exuberante cantidad de bases por bolas que acumuló en su carrera llegando a la suma de 1,375, comparadas con las 790 de Gwynn.

Ahora que usted conoce la identidad de ambos jugadores, ¿podría usted determinar cuál es mejor jugador de Reggie Jackson o Tony Gwynn? Para el lector más joven, Gwynn sería de una clara recordación y por lo tanto se arriesgaría a votar por éste, mientras que el lector de experiencia (por no decir de edad), apelaría a la longevidad de su memoria y recordaría los años gloriosos de Jackson. Ambos fueron electos al Salón de la Fama en su primera oportunidad, por lo que tendríamos que adentrarnos al estudio de otras variables a los fines de saber cuál es de más valía. Ahora bien, si el objetivo del juego es anotar carreras, ¿por qué no simplemente comparar las carreras anotadas e impulsadas de ambos? Bueno, hagamos precisamente esto.

Jugador Turnos al Bate Anotadas Empujadas
Reggie Jackson 11,416 1,551 1,702
Tony Gwynn 10,232 1,383 1,138

En este cuadro notamos una clara superioridad de Jackson en cuanto a las carreras anotadas y remolcadas, pero si vemos para los equipos que jugó Jackson y para los que jugó Gywnn, notamos que ambos jugadores tenían un complemento de talento diferente en sus novenas. Por un lado Jackson jugó para una maquinaria como era la de los Atléticos de Oakland de mediados de los 70s, los Yanquis de finales de la misma década y comienzo de los 80s y en su postrimería en los Angelinos, alcanzando con estos tres equipos 11 postemporadas. Igualmente en dichos equipos ocupaba la masa de la alineación, lo cual le daba el chance de anotar y remolcar más carreras. Mientras que Gwynn jugó para una pobre franquicia de los Padres, la cual nunca se caracterizó por grandes equipos ofensivos.

En conclusión, ambos jugadores sin dudas acumularon excelentes números, suficientes para su pasaporte a Cooperstown. De igual forma decidir cuál fue mejor de ambos, no es la intención de este artículo, el cual quiere poner en evidencia la cortina de humo que muchas veces nos presentan las estadísticas tradicionales. En este sentido quisimos introducirnos en este análisis, con una de las estadísticas sabermétricas de mayor auge y tiempo (OPS) a los fines de delimitar su posible uso e interpretación. En cuanto a la pregunta sobre cual es mejor indicador de la valía de un jugador si el OBP o el slugging, la respuesta dependerá muchas veces del contexto del jugador y su entorno. A finales de los 60s y mediados de los 70s cuando el pitcheo reinaba, un jugador como Jackson con poder y un fuerte slugging tenía una mayor utilidad por la escasez de oportunidades que tenían los bateadores de hacer daño ante la presencia de buenos pitchers, mientras que en la fiesta de palos de los 90s, la capacidad para embasarse y conectar de hit de Gwynn, era sin dudas un activo preferencial para cualquier equipo que buscase capitalizar con grandes aldabonazos la presencia de este gran jugador en las bases.

Francisco Merejo es colaborador de Sabermetrico.com y Lacornetademariano.com. Puedes contactarlo en f.merejo@sabermetrico.com.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Sabermetría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Desmintiendo el Avg. y la importancia del OPS – Parte II

  1. Wilson Ramirez dijo:

    Hola Francisco, me alegra poder leer estos interesantes articulos realizados por ti, exitos.

    El ops es una estadistica interesante pero entiendo que no muestra toda la realidad, el ejemplo que pones es muy bueno Reggie vs Tony Gwynn, son 2 jugadores muy diferentes, ya que Gwynn no es un jugador de bateo de poder, mas sin embargo su OPS es un punto mayor que el de Jackson. es obvio que a Reggie lo ayudo mucho su Slugging. Ahora comparemos a Reggie con un jugador que sea un bateador de poder por ejemplo Mark McGwire, tuvieron numero parecidos, pero el OPS de McGwire haria ver a Reggie como un jugador del monton.

    Para finalizar que te quiero decir con esto, que para medir jugadores con el OPS deben ser gallos del mismo peso, para mi entre Gwynn y Reggie, Gwynn fue mucho mejor porque no fue un jugador de poder.

    Saludos y seguimos hablando un dia de estos en la casa del manny con un traguito en la mano.

  2. Gracias Wilson por el comentario. Sobre el OPS, entiendo que ciertamente no dice toda la realidad, e inclusive existe una estadistica llamada wOBA que es aun mas acertada que el OPS en medir la contribucion de un jugador. Pero el plan de trabajo de sabermetrico.com es educar al publico dominicano en este tipo de estadisticas, y para esto debemos ir de los más simple a lo más complicado. Si te fijas el artículo tiene como proposito desmentir la percepcion que tiene el público del promedio de bateo (avg.) mostrandole un ejemplo de un jugador con un promedio de bateo muy alto, frente a otro jugador con un promedio de bateo mediocre. Ambos jugadores terminaron con OPS casi identicos, pero con promedios de bateo muy diferentes, por lo que la enseñanza aqui es sobre no enfocarse ciegamente en una sola estadistica, sin primero cuestionarla. Igualmente debemos ver el contexto de las epocas en que tanto Reggie Jackson y Tony Gwynn jugaron, el primero lo hizo en una de las epocas de menos bateo y el último en la infame epoca de los esteroides, igual que nuestro amigo Big Mac. Pero ya eso es tema de otro articulo.

    Francisco.

  3. Pingback: Tweets that mention Desmintiendo el Avg. y la importancia del OPS – Parte II » Sabermetrico -- Topsy.com

  4. Pingback: Tweets that mention Desmintiendo el Avg. y la importancia del OPS – Parte II | Sabermetrico -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *